28/02/2021

INCENDIO COLAPSA 6 LÍNEAS DEL METRO; AFECTADOS, AL MENOS DOS MILLONES DE USUARIOS

En pleno semáforo rojo por la pandemia, un incendio sacó de operación a seis de las 12 líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

El siniestro, cuyas causas se investigan, inició ayer alrededor de las 5:30 horas en la subestación eléctrica Buen Tono, ubicada en el Puesto Central de Control 1 (PCC1), uno de los cerebros del STC.

La subestación tiene 50 años de antigüedad y, de acuerdo con informes oficiales del Metro y la Semovi, urgía darle mantenimiento al ser considerada obsoleta y provocar casi dos mil fallas al año en las principales líneas del STC. Aunque desde 2017 se alertó de esta situación, fue hasta el año pasado que su renovación fue adjudicada a un consorcio. De acuerdo con trabajadores del PCC1, el cableado de la subestación ya se calentaba mucho.

Para combatir el fuego se cortó la energía que alimenta las líneas 1, 2, 3, 4, 5 y 6. Al cierre de esta edición, el Metro y la CFE evaluaban opciones para la reanudación del servicio, que podría ser hoy.

Los bomberos laboraron al menos seis horas para controlar las llamas en uno de los cuatro transformadores de la subestación, que luego requirió enfriamiento. También rescataron a una treintena de personas atrapadas en el edificio sede del PCC1. El saldo fue de 30 intoxicados y una mujer policía muerta, debido a una caída.

Unidades de la RTP, transporte concesionado y patrullas de la policía capitalina dieron servicio emergente a los usuarios del Metro. Fuentes del STC calculan dos millones de personas afectadas.

Trabajadores no salieron a tiempo del edificio donde se registró el incendio y tuvieron que resguardarse en una estructura metálica que cubre la fachada. Ahí esperaron a que bomberos los ayudaran a bajar con una escalera. Foto: Especial
 PUBLICIDAD

ARDE SUBESTACIÓN Y PARA EL METRO

El Sistema de Transporte Colectivo (STC) tenía conocimiento, al menos desde 2017, de que era fundamental dar mantenimiento a la Subestación Eléctrica de Alta Tensión (SEAT) Buen Tono debido a su estado obsoleto después de décadas en operación y a que era vital para la operación de la red del Metro.

En documentos oficiales del STC y del gobierno capitalino se repite la necesidad de modernizar las instalaciones de la subestación debido a que provocaba hasta mil 837 fallas eléctricas al año que afectan el servicio de las líneas 1, 2 y 3, en donde se moviliza la mayoría de los millones de usuarios del Metro.

En el documento Fideicomiso Maestro del STC (Fimetro) publicado en diciembre de 2017, se señala que los trabajos de mantenimiento de Buen Tono estaban programados para 2018 y se indicó que, por su importancia, se realizarían, incluso, primero que otros proyectos de mejora de instalaciones de la Línea 1 del Metro.

En el Plan Maestro del Metro 2018-2020, publicado en 2018, se hizo un cálculo de que eran necesarios mil 950 millones de pesos para modernizar las 17 subestaciones de rectificación y la SEAT Buen Tono, así como el cableado de mediana tensión. Sin embargo, los trabajos no se realizaron.

Tras cinco horas, el incendio fue controlado por los bomberos, quienes terminaron por enfriar los cuatro transformadores; la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, supervisó las labores de rescate y los inicios del peritaje técnico. Fotos: Eduardo Jiménez y Especial

FUEGO EN LA CABINA

Ayer, el incendio inició poco antes de las 6:00 de la mañana en uno de los cuatro transformadores ubicado en el sótano del Puesto Central de Control 1 de esta subestación; esto provocó  que seis de las 12 líneas del Metro quedarán suspendidas indefinidamente.

Alrededor de 30 trabajadores tuvieron que resguardarse en la azotea ya que no pudieron salir por la escalera de emergencia, pues el humo impedía que llegaran a la puerta de salida. Sin embargo, la nube era tan intensa que buscaron resguardo en una estructura metálica.

Al momento de saltar desde el inmueble, una agente de la Policía Bancaria Industrial resbaló, cayó desde el cuarto piso y murió. Los empleados fueron rescatados y trasladados a un hospital; hubo 30 afectados por el humo.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, y Myriam Urzúa, titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, supervisaron las labores de rescate.

Está, al momento, controlado al 100 por ciento el incendio. Lamentablemente falleció una compañera policía, parece que se resbaló y cayó; los intoxicados fueron trasladados a distintos hospitales en la ciudad”, expresó Sheinbaum.

La Fiscalía General de Justicia capitalina informó que inició dos carpetas de investigación por los delitos de homicidio culposo por otras causas y por el de daños.

HABÍA ADVERTENCIA

En el Segundo Informe Anual Agosto 2019–Julio 2020 de la Secretaría de Movilidad (Semovi) se reconoce que la SEAT Buen Tono era obsoleta y provocaba cientos de fallas eléctricas en las líneas 1, 2 y 3, por lo que su mantenimiento era de vital importancia para la red del Metro.

El proyecto de modernización de la subestación Buen Tono es de vital importancia para la operación de la red del Metro. (…) Con más de 49 años de servicio, la tecnología con la que opera esta subestación está obsoleta. El cable, alojado en galerías y bancos de ductos que conectan en las líneas 1, 2 y 3, se encuentra deteriorado por haber rebasado el término de su vida útil”.

Fue hasta octubre de 2019 cuando el STC inició con los trabajos preliminares para renovar la subestación con la construcción de las cajas y galerías subterráneas por donde pasará el nuevo cableado, como preparativo para el proyecto de renovación integral de la Línea 1.

Pero apenas el 30 de noviembre del año pasado se dio a conocer que este proyecto, incluido el mantenimiento a la SEAT Buen Tono, fue adjudicado al consorcio Cinotec, conformado por la empresa china CRRC, la española Coalvi y la francesa Thales, con una inversión de más de 37 mil millones de pesos a pagarse en 19 años. Las obras iniciarían en 2021 y 2022.

Los trabajadores atrapados pedían ayuda a través de la estructura; fueron rescatados con una escalera telescópica. Fotos: Twitter: @signalaout y Eduardo Jiménez

“EN LA ESTRUCTURA SE PODÍA RESPIRAR”

A las 5 de la mañana con 30 minutos comenzó a sonar la alarma contra incendios del edificio del Puesto Central de Control 1 (PCC1) del Metro. El humo se filtró al quinto piso donde Martin iniciaba labores con otros 20 empleados, pero nadie salió hasta que los aspersores se activaron.

Nos sacamos de onda y preguntamos ¿por qué está sonando (la alarma de incendios)? Vimos humo, pero no pensamos que el problema fuera de gran magnitud”, explicó en entrevista con Excélsior.

Cuando la oficina se llenó de humo, salieron. Trataron de bajar, pero el humo se los impidió, así que subieron a la azotea, donde era tan denso que no se veía más allá de un metro.

Un compañero se arriesgó y nos guio a una estructura metálica en donde se podía respirar. Era riesgoso, pero teníamos que tomar la decisión de quedarnos a aspirar el humo o escalar hasta ese lugar”, detalló.

El regulador de transportación de Líneas 2, 5, 6 y B no dudó en tomar su teléfono y enviar clips de video para mantener informados a sus compañeros.

Aún con voz temblorosa y desde el hospital a donde fue trasladado para recibir atención médica, como todos los que se encontraban en el lugar, dijo desconocer quién llamó a los servicios de emergencia ya que lo único que ellos buscaban era resguardarse del humo y del fuego.

Espero que esto sirva para que se tomen medidas y cursos de evacuación, porque ya vimos que no se puede bajar por las escaleras de emergencia. En situaciones de evacuaciones no estamos tan preparados como debiéramos”, confesó.

-Wendy Roa

Ayer, los usuarios del Metro fueron orientados por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes los trasladaron. Foto: Especial

SE AFECTÓ A 65% DE USUARIOS

La suspensión de seis de las 12 líneas del Metro afectó a seis de cada 10 usuarios que se trasladan en Metro.

Las L1, L2 y L3 transportan aproximadamente al 50% de los usuarios y las L4, L5 y L6 contribuyen con otro 15 por ciento. En conjunto, las seis líneas movilizan aproximadamente 65% de las cinco millones de personas que tiene el Metro en un día hábil normal.

Por la pandemia de covid, la afluencia de usuarios ha bajado, por lo que la proporción que traslada disminuye en 45 por ciento, lo que significa que, en el primer día de suspensión del servicio (ayer), se vieron afectados unos dos millones de pasajeros, de acuerdo con cálculos de fuentes gremiales.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que, luego de desenergizar las dos líneas de alta tensión que suministran energía al edificio del Puesto de Control Central del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, lo cual provocó que salieran de servicio las líneas de la 1 a la 6.

Sin embargo, para agilizar el reinicio del servicio instaló dos plantas. Con esta acción de emergencia se busca que el edificio tenga electricidad de manera provisional y, con ello, pueda haber servicio en las líneas. Hoy se informará sobre el proceso de reactivación del servicio.

La empresa del Estado aseguró que la desenergización de estaciones se realizó a petición del STC Metro, por seguridad y para prevenir más afectaciones.

Además, se inició un peritaje técnico que estará a cargo de la aseguradora del STC Metro y de la Fiscalía local para indagar las causas del incendio.

-Jonás López y Nayeli González

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp

Te has suscrito correctamente al boletín para promociones exclusivas

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Utilizará la información que proporcione en este formulario para estar en contacto con usted y proporcionar actualizaciones y marketing.