31/07/2021

AVISAN LA ESTAFA EN COMPRAS DE MASCOTAS EN EL PASO

La pandemia de Covid-19 ha aumentado drásticamente la demanda de mascotas, para aquellas personas que viven solas y buscan agregar a un nuevo miembro de la familia a sus hogares y aliviar la soledad y la tensión del tiempo prolongado en casa.

De acuerdo con Better Business Bureau (BBB) en los últimos meses, se ha producido un aumento en las estafas de mascotas, en las que una búsqueda en línea termina con un posible dueño de una mascota pagando cientos de dólares o más para comprar una mascota que finalmente no existe.

La BBB aconseja extrema precaución al comprar una mascota en línea ya que se ha registrado un aumento en los informes de fraude de mascotas con casi 4 mil informes recibidos en 2020.

“El aumento de Covid-19 continúa en la temporada navideña, y los consumidores informaron 337 quejas a BBB sobre estafas de cachorros en noviembre de 2020, un aumento dramático de 77 para el mismo mes en 2019”, declaró la compañía.

La pérdida promedio informada a Scam Tracker en 2020 es de 750 dólares; las personas de 35 a 55 años representaron la mitad de los informes a BBB en 2020.

Autoridades y defensores del consumidor dicen que una persona que busca en línea una nueva mascota es muy probable que encuentre una lista o un sitio web fraudulentos.

“La pandemia ha dado a los estafadores una nueva herramienta en su arsenal. Los informes de Scam Tracker muestran que muchos estafadores les están diciendo a los posibles dueños de mascotas que no pueden conocer a los animales antes de enviar dinero”, señalaron.

“El Covid-19 ha sido un año largo e incierto, y un ‘cachorro en cuarentena’ u otra mascota ha demostrado ser un consuelo para muchas personas, pero también ha creado un terreno fértil para los estafadores”, dijo Michelle L. Corey, presidente y director ejecutivo de BBB St. Louis.

“Las personas que actualmente compran mascotas en línea son los principales objetivos de los estafadores que navegan por Internet en busca de posibles dueños de mascotas. Conocer las señales de alerta asociadas con esta estafa puede ayudar a los consumidores a evitar la angustia y perder su dinero”, añadió.

Al ritmo actual, las estafas de mascotas reportadas a BBB serán casi cinco veces más que en 2017, cuando BBB publicó su primer estudio de investigación en profundidad sobre estafas de mascotas. Se espera que la pérdida en dólares proyectada de estas estafas supere los 3 millones, más de seis veces las pérdidas totales reportadas en 2017.

En 2017, alrededor de 884 estafas se registraron con una pérdida de 448 mil 123 dólares; en 2018 la cifra aumentó a mil 578 estafas con $718 mil 248 en pérdidas.

El año pasado, en 2019, la cifra continuó aumentando hasta llegar a mil 870 en las que se perdieron un millón 16 mil 380 dólares, mientras que este año, se estima que culmine en 4 mil 300 estafas con una pérdida total de 3 millones 100 mil dólares.

Con el aumento de la actividad fraudulenta se ha producido una evolución en las tácticas. Los datos de Scam Tracker indican que las aplicaciones de pago móvil como Zelle y CashApp se utilizan a menudo ahora, mientras que las transferencias bancarias Western Union o MoneyGram eran métodos de pago populares documentados en el estudio de 2017. Tanto Zelle como CashApp han emitido advertencias sobre estafas.

Además, los estafadores de mascotas ahora usan comúnmente herramientas de publicidad en línea, como enlaces patrocinados, para impulsar sus listados fraudulentos en los resultados de búsqueda.

El estudio de BBB de 2017 señaló que la mayoría de los estafadores no pueden procesar tarjetas de crédito. Aunque ese sigue siendo el caso, algunos estafadores de mascotas ahora usan formularios en línea fraudulentos para recopilar información de tarjetas de crédito.

Dado que los estafadores no tienen arreglos legítimos para procesar tarjetas de crédito, las víctimas pueden recibir un mensaje de error que indica que la tarjeta fue rechazada. Los estafadores luego dirigen al comprador que envíe dinero de una manera diferente. Pero ahora los estafadores han robado el número de la tarjeta de crédito y utilizan estas tarjetas robadas para pagar los nombres de dominio de sitios web y financiar sus actividades fraudulentas.

En julio de 2020, una mujer de Fairfield, California, le dijo a BBB que había intentado comprar un cachorro Yorkshire terrier a un vendedor en línea que aceptaba pagos sólo a través de aplicaciones móviles o tarjetas de regalo. Como se le indicó, inicialmente pagó 600 dólares por el cachorro comprando un par de tarjetas de 300 dólares y enviando fotos del frente y la espalda al vendedor.

Dos días después, se le pidió que usara el mismo método para pagar otros 750 dólares por un “seguro reembolsable para mascotas”. Cuando le pidieron al día siguiente que pagara de manera similar 850 dólares por una “caja regulada”, le dijo al vendedor que había agotado sus fondos y ya no quería continuar con la compra. La mujer le dijo a BBB que el vendedor se comprometió a reembolsarle con una tarjeta de regalo, pero no lo hizo y nunca volvió a contactarla. 

Suscríbete a

mail