06/05/2021

OMITEN VACUNA A 121 MIL PERSONAS DE LA TERCERA EDAD

El registro que el gobierno federal lleva a cabo para la vacunación contra el Covid-19 en adultos mayores dejaría fuera del esquema a más de 121 mil chihuahuenses de 60 o más años.

Lo anterior, debido a que el padrón de la federación se basa en los beneficiarios de la Pensión Universal para Personas Adultas Mayores, que otorga la Secretaría del Bienestar, que en el estado es de 220 mil personas, mientras que el total de adultos mayores asciende a 341 mil 953 habitantes, según el Censo de Población y Vivienda 2020, elaborado por el Inegi.

De acuerdo con el documento “Política Nacional de Vacunación para Prevención del SARS-CoV-2 en México”, emitido por el gobierno federal, las personas mayores de 60 años serán el segundo grupo prioritario al que se le aplicará la vacuna anticoronavirus, y la estrategia inició con una encuesta telefónica a quienes reciben apoyos federales. Dicha encuesta se hace con la finalidad de saber cuántas personas están dispuestas a recibir la vacuna.

Los adultos mayores que están dentro del padrón de la Secretaría del Bienestar reciben una llamada en la que se les hacen tres preguntas: Si está dispuesto (a) a vacunarse; Si puede trasladarse a un punto de vacunación y la Confirmación de un número telefónico como contacto.

Esta segunda etapa de vacunación se llevará a cabo mediante la llamada “Operación Correcaminos” que, entre otras cosas, busca llegar hasta el domicilio de quienes por su edad tengan dificultad para trasladarse para la aplicación de la vacuna.

Un 22% de adultos mayores presenta fragilidad o discapacidad

El gobierno federal informó que además de las personas censadas por Bienestar, tomará como base el último Censo de Población y Vivienda del Inegi, para cubrir el total de la población mayor a 60 años. Sin embargo, quienes no estén censados por la Secretaría del Bienestar tendrán que acudir por cuenta propia a los módulos de vacunación, independientemente de su estado de salud o capacidad para desplazarse.

Lo anterior sería complejo para parte de esta población, pues el Inegi refiere que al menos 22% de los adultos mayores presenta algún grado de fragilidad o discapacidad física o mental.

El Inegi también refiere que las personas de 60 años o más tienen 37% más de riesgo de caídas y los padecimientos más comunes que presentan son: discapacidad auditiva, de vista, dificultad para caminar, trastornos gastrointestinales, hasta párkinson

Aunado a lo anterior, casi la mitad de los adultos mayores en el estado se encuentran en una condición vulnerable, viven sin ayuda de familiares, o están en asilos.

Entre las personas de edad que viven solas, la mayoría se atiende cuando tiene un problema grave de salud, y no de manera preventiva, pero su condición debido a la edad (dificultad para caminar, conducirse, ver o escuchar) no es motivo de consulta médica, por lo que una parte considerable estaría imposibilitada para acudir a vacunarse por sí sola.

Por distintos motivos, los adultos mayores no siempre acuden a la institución de la cual son derechohabientes, y se estima que al menos el 50% recurre a un médico de farmacia, por resultar económico y cercano.

Estudios avalan vacuna anticovid en adultos mayores

Arturo Sáenz Rivera, especialista en rehabilitación física, señaló que de acuerdo con reportes de expertos del ámbito mundial, la población de adultos mayores debe recibir la vacuna anti-Covid-19, pues se ha visto a lo largo de la pandemia que tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente y morir.
Ejemplificó que hay estudios como los de Pfizer, que se hicieron en específicamente a personas mayores con alguna comorbilidad, y la respuesta a la vacuna fue similar a la de personas más jóvenes.
Agregó que de acuerdo con diversas publicaciones, en casos de adultos de más 65 años, que llevan tratamiento para enfermedades como el cáncer, no se puede conocer a ciencia cierta el nivel de inmunidad que alcanzan.
Refirió que el Servicio de Enfermedades Infecciosas del Memorial Sloan Kettering Cancer Center, de la ciudad de Nueva York, sugiere tres factores que deben influir en las decisiones de los pacientes: si son seguras las vacunas, si serán efectivas y el riesgo para una persona con cáncer que se contagia con Covid. “Respecto al riesgo del grupo de adultos mayores, se coincide en que son las personas con menos probabilidades de recuperarse al Covid y, desafortunadamente, morir, y esto se ha tomado como argumento para la aplicación de la vacuna”, puntualizó Sáenz.

Indicó que como en toda dosis, puede haber reacción alérgica a los componentes de la vacuna contra el Covid-19, sin embargo esto no está directamente relacionado con la edad, pues puede darse en cualquier persona, aunque es un porcentaje muy bajo. En este sentido, señaló que a una persona (independientemente de la edad) con alguna reacción alérgica grave después de recibir una primera dosis, no debe aplicarse de nueva cuenta la vacuna.

Por otra parte, la Asociación de Alzheimer también recomienda la inmunización contra el Covid-19, tanto para las personas con demencia que viven en asilos o casa de cuidado, como para quienes viven en sus casas, pues inmunizar a estas personas conlleva beneficios potenciales que incluyen no enfermarse o morir a causa de Covid-19, recibir visitas de familiares o amigos.

PARA SABER

*En Chihuahua hay 341 mil 953 adultos mayores

*El 22% en adultos mayores tiene alguna fragilidad o grado de discapacidad

*La fragilidad aumenta con la edad, del 4% (edad 65-69) al 26% (edad > 85) y a pesar de tener una menor mortalidad, es más prevalente en mujeres

*La fragilidad se relaciona con afecciones como deterioro cognitivo, caídas, depresión y desnutrición

www.elheraldodechihuahua.com.mx

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp