12/06/2021

DESATAN POLÉMICA POR MALTRATOS EN LA FORT BLISS

Mientras autoridades Fort Bliss aseguran que no se incurrió en ninguna anormalidad, maltrato o negligencia en la base, la madre de Richard Halliday, soldado desaparecido, asegura que información que ha llegado a ella le hace suponer que está muerto y que su deceso se debió a maltrato y abuso de poder por parte de los oficiales.

Autoridades del fuerte militar en El Paso dieron a conocer una investigación iniciada a raíz del soldado desaparecido, Richard Halliday, en la que afirman que no se encontró “evidencia de liderazgo tóxico, maltrato de soldados, actividad criminal o negligencia en el desempeño del liderazgo”.

No obstante, la investigación con duración de dos meses reconoció que los soldados estuvieron bajo “factores estresantes asociados con su programa de entrenamiento exacerbados por la pandemia del Covid-19”.

Según Fort Bliss, los investigadores entrevistaron a 52 soldados de todo el comando e incluyeron datos de cuatro comandos separados y encuestas climáticas, para llegar a su determinación.

“La investigación no encontró evidencia de: liderazgo tóxico; maltrato de soldados; actividad criminal; o negligencia en desempeño de liderazgo”, se lee en el comunicado.

 Además, la base afirma que la investigación descubrió que los soldados generalmente estaban abiertos a denunciar agravios y a comunicarse con los líderes del batallón.

“La investigación determinó que el ritmo de su ciclo de despliegue ejerció una tensión notable sobre los soldados de la unidad”, se agrega en la declaración.

En consecuencia, el Batallón experimentó un alto ritmo operativo en preparación para el despliegue y los impactos de la pandemia de Covid-19 fueron significativos, informaron los funcionarios.

El fuerte militar dijo que los jefes de batallón ajustaron sus horarios de entrenamiento, implementaron medidas preventivas para reducir la transmisión del virus y restringieron los movimientos de los soldados.

“Estas precauciones de salud se ajustaban a las directivas del Departamento de Defensa, las directivas del Departamento del Ejército y las ordenanzas de la Ciudad de El Paso”, afirmó Fort Bliss.

Asimismo, se dio a conocer que la investigación también encontró que la confluencia de estos impactos creó un sentimiento general de baja moral entre varios soldados.

“La función principal de cualquier investigación administrativa es determinar los hechos, documentar y preservar las pruebas, y luego informar los hechos y las pruebas a la autoridad de aprobación”, agregaron.

La base militar informó, además, que los resultados de esta investigación fueron compartidos el 22 de enero a la familia Halliday.

Difiere madre con resultados de investigación

Ese mismo día, el pasado 22 de enero, la madre del soldado transmitió un video en vivo donde aseguró que había descubierto una serie de acontecimientos que demuestran que se “ha estado ocultado información” y que su hijo, Richard, “está muerto”.

En una petición comunitaria de Patricia Halliday, madre del soldado de 21 años, aseguró que Richard fue “destruido” debido al “cruel abuso de poder usado en su contra debido a dos patrones de mala conducta”.

La señora Halliday dijo que uno de ellos, fue el consumo de alcohol en menores de edad y desobedecer la orden de un comandante de refugiarse en un lugar sin que se le permitiera la salida.

“La orden se dio el 27 de marzo de 2020 a las 21:00 horas de la noche en que la batería regresó del campo y después de que se completó la recuperación del Día Cero. Se dio la orden en funciones de pasarla a los Sargentos de Pelotón para entregársela a los soldados. A la mañana siguiente, Richard condujo solo por Fort Bliss y fue destruido por ello”, dijo la madre en una declaración.

El Código Uniforme de Justicia Militar (UCMJ por sus siglas en inglés) otorga a los comandantes la autoridad para imponer castigos no judiciales en virtud del artículo 15, una herramienta para mantener la disciplina mediante la restitución y rehabilitación con el fin de restaurar al soldado al deber.

La madre aseguró que, en el caso de Richard, “la consecuencia fue castigar y quebrantar el espíritu de un individuo. Le ha faltado al respeto y le ha robado la dignidad y el honor de sus mejores intenciones”, dijo.

“Para Richard, este castigo máximo lo destruyó. Degradado los tres rangos por los que trabajó duro, 45 días de trabajo adicional hasta las 23:59; usar una máscara durante horas interminable en temperaturas que excedieron los 90 grados”, declaró la madre.

“Fuentes nos han dicho que ‘trabajaba como un perro’ y al final habría que sacarlo de la cama a rastras. En el mejor de los casos, esto es inhumano y en violación de los derechos humanos de una persona. Eso, junto con 45 días de restricción y una reducción del 50 por ciento en el salario durante dos meses” agregó.

Ante la situación, la madre pidió a la base que se le entregara el cuerpo de su hijo y pidió al fuerte un “funeral digno” para el soldado.

“El artículo 15 de Richard, tal como se administró, no fue reparador y ciertamente no formaba parte de un plan de rehabilitación. Se desplegó en un soldado voluntario para infundir miedo en todos los testigos, un acto de poder tiránico. Fue cruel y abusivo. Nuevamente, se usó como arma para destruirlo y no como herramienta para rehabilitación y restauración”, se lee en la petición.

“No hay justicia. No sé cómo voy a convencerlos de lo que yo sé, pero vamos a pedir el cuerpo de Richard. Vamos a pedir un funeral digno para Richard con todos los gastos pagados. Vamos a pedir por cualquier beneficio que él tenga o haya pedido”, finalizó.

FRASES

“No hay evidencia de liderazgo tóxico”

resultados de investigación

“El artículo 15 de Richard, tal como se administró, no fue reparador… Se desplegó en un soldado voluntario para infundir miedo en todos los testigos. Fue cruel y abusivo”

Patricia Halliday, 

madre del soldado Richard, de 21 años

Suscríbete a

mail