13/06/2021

PRIMERO LOS MÁS DESPROTEGIDOS… OBISPOS DE EU ESTÁN DECEPCIONADOS POR ANUNCIO DE BIDEN SOBRE ADMISIÓN DE REFUGIADOS

Los obispos de Estados Unidos expresaron este lunes su decepción por el anuncio del presidente Joe Biden de que se mantendrá la cantidad de refugiados en un mínimo histórico hasta mayo de 2021.

“El número de refugiados que serán bienvenidos este año es muy inferior a lo que podemos hacer como país y no es una respuesta adecuada a la inmensa necesidad de reubicación”, dijo este lunes Mons. Mario Dorsonville, Obispo Auxiliar de Washington DC y presidente del Comité de Migraciones del Episcopado estadounidense (USCCB).

“Las terribles circunstancias a las que se enfrentan los refugiados y asilados han sido de particular preocupación para la Iglesia Católica”, agregó.

El viernes 16 de abril se informó que el gobierno de Biden no aumentará el límite de admisiones de refugiados durante el resto del año fiscal 2021. El límite actual de 15.000 refugiados, que se reubicarán este año en Estados Unidos, es el más bajo registrado.

Estados Unidos ha aceptado solo 2.050 refugiados en el año fiscal actual, según el Comité Internacional de Rescate. En febrero, el presidente Biden prometió aumentar el límite de refugiados a 62.500. En la celebración del 40 aniversario de los Servicios Jesuitas a Refugiados en noviembre, Biden prometió eventualmente elevar el límite a 125.000.

Actualmente, el límite de admisión de refugiados es de 15.000, establecido por el gobierno del expresidente Donald Trump. Este último disminuyó progresivamente el límite de admisión de refugiados en cada año de gobierno.

A última hora del viernes por la noche, la Casa Blanca aclaró que aumentaría el límite de refugiados en mayo.

“Dado el diezmado programa de admisión de refugiados que heredamos, y las cargas sobre la Oficina de Reubicación de Refugiados, su objetivo inicial [de Biden] de 62.500 parece poco probable”, declaró la Casa Blanca en la “Determinación Presidencial de Emergencia sobre Admisiones de Refugiados para el año fiscal 2021”.

La Casa Blanca también indicó que permitiría que los refugiados vengan a Estados Unidos desde regiones previamente bloqueadas para la reubicación. Está previsto que los vuelos desde esas regiones comiencen en unos días.

“Una vez hecho esto, esperamos que el presidente establezca un límite máximo de refugiados aumentado para el resto de este año fiscal antes del 15 de mayo”, declaró la Casa Blanca.

Mons. Dorsonville expresó los deseos de la USCCB de que la administración finalmente eleve el límite de refugiados a 125.000.

“Dado el número sin precedentes de familias de refugiados que buscan nuevos hogares después de ser perseguidas por motivos religiosos, políticos y de otro tipo, apreciamos que el programa de admisión de refugiados de Estados Unidos ofrecerá ahora a los refugiados previamente excluidos la oportunidad de reubicarse en nuestro país”, declaró Mons. Dorsonville .

Según la agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR), el número de personas desplazadas por la fuerza era de casi 80 millones a fines de 2019; 26 millones de ellos eran refugiados.

“El trabajo de los obispos católicos de Estados Unidos para ayudar y defender a los inmigrantes y refugiados se basa en el reconocimiento de que cada persona ha sido creada a imagen de Dios y debe ser valorada, protegida y respetada por la dignidad inherente que posee”, concluyó Mons. Dorsonville.

Suscríbete a

mail