09/03/2021

TEXAS ES ZONA DE DESASTRE

 El gobernador Greg Abbott emitió una declaración de desastre el viernes por la tarde para todos los condados de Texas luego de que una gran tormenta invernal envolvió al estado.

La División de Manejo de Emergencias (OEM) de Texas está desplegando recursos para ayudar en los esfuerzos de respuesta locales, según se informó. Abbott también ordenó al Centro de Operaciones del Estado de Texas que amplíe sus operaciones a 24 horas al día hasta finales de la próxima semana.

“Texas debe prestar atención a la guía de sus líderes locales y mantenerse alerta a las condiciones climáticas cambiantes en su área”, dijo Abbott en el comunicado. “Estos recursos nos ayudarán a responder a este severo clima invernal y a mantener seguras a nuestras comunidades”.

La orden llega cuando el Servicio Meteorológico Nacional (NWS) emitió advertencias o alertas de tormentas de invierno para la mayor parte del estado. 

Se espera que el clima helado dure todo el fin de semana y el lunes por la noche.

Las áreas de Dallas-Fort Worth y el centro de Texas podrían ver acumulaciones ligeras de hielo y nieve de 3 a 6 pulgadas, según una advertencia.

Algunas áreas ya han experimentado cortes de energía o carreteras con hielo. En Fort Worth, más de 130 vehículos estuvieron involucrados en un choque mortal en una carretera el jueves.

La advertencia del Norte de Texas dijo que se espera que la sensación térmica baje hasta 15 grados bajo cero. El Servicio Meteorológico también predice temperaturas récord de un solo dígito en gran parte de Texas durante los próximos días. El pronóstico de 6 grados el martes en Austin sería el mínimo más frío desde diciembre de 1989, según el Austin American-Statesman.

“Viajar será peligroso”, dijo la alerta del Servicio Meteorológico Nacional. “Las condiciones peligrosas persistirán durante varios días dada la duración prolongada esperada de temperaturas extremadamente frías. El viento frío de hasta 15 grados bajo cero podría provocar hipotermia si no se toman precauciones”.

En la declaración, Abbott escribió que el clima representaría una “amenaza inminente” de daños a la propiedad, lesiones y pérdida de vidas debido a las temperaturas bajo cero, la nieve y la lluvia.

Abbott ordenó a la División de Manejo de Emergencias de Texas que desplegara una variedad de recursos estatales, incluso a través del Departamento de Transporte de Texas para preparar carreteras, la Patrulla de Caminos de Texas para ayudar a los conductores varados y la Comisión de Servicios Públicos para monitorear e informar cortes de energía.

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp