08/05/2021

GENTE MALA EN TODOS LADOS… EU ACUSA A FAMILIA POR VENDER BLANQUEADOR TÓXICO COMO FALSA DROGA “MILAGROSA” CONTA COVID-19

Una familia del estado de Florida (EE.UU.) fue acusada de vender a nivel nacional un blanqueador tóxico como falsa droga “milagrosa” para curar el covid-19 y otras enfermedades severas, según comunicó este 23 de abril el Departamento de Justicia estadounidense.

A Mark Grenon, de 62 años, se le imputa junto a sus tres hijos (Jonathan, Jordan, Joseph) de producir, promover y vender decenas de miles de envases de lo que llamaron “Solución Mineral Milagrosa” (MMS, por sus siglas en inglés). Al ser ingerido por vía oral, el supuesto ‘medicamento’ se convierte en dióxido de cloro, una lejía que suele utilizarse para el tratamiento de aguas industriales o el blanqueo de textiles, pasta de madera y papel.

Un ‘fármaco’ no autorizado que generó más de 1 millón de dólares

Por su parte, los acusados afirmaban que el MMS servía para tratar, prevenir y curar el coronavirus, así como cáncer, alzheimer, autismo, hepatitis, diabetes y malaria, entre otras enfermedades graves.

Los ahora inculpados lograron acumular más de un millón de dólares por las ventas de su ‘fármaco’, pese a que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) nunca dio luz verde para cualquier uso de esa sustancia, sino que por el contrario instó a los consumidores a no adquirir ni usar el MMS. Así, el ente estatal advertía que el consumo de ese componente podía causar graves efectos secundarios, tales como vómitos severos, diarrea y presión arterial muy baja, hasta poner la vida en riesgo. Además, la FDA reportó sobre casos fatales tras el uso del MMS.

Ante los procesos judiciales, la familia inculpada ha buscado ampararse en la idea de que no es una empresa sino una “iglesia no religiosa”, la Genesis II Church of Health and Healing, para así evitar la regulación gubernamental del MMS y evadir procesos judiciales.

Aunque un juez federal de Miami (Florida) les ordenó ya en abril pasado que dejaran de vender la sustancia, los imputados ignoraron el fallo judicial y amenazaron con “tomar las armas” en caso de que las autoridades pretendieras hacerles cumplir esa orden.

Esta vez, los implicados no consiguieron escapar de la justicia. Cada uno de ellos fue acusado bajo un cargo de conspiración para cometer fraude y otros dos por desacato penal. En caso de que resulten convictos, Grenon y sus tres hijos corren el riesgo de ser sentenciados a reclusión perpetua.

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp