17/04/2021

BANCOS DE ALIMENTOS DAN APOYO A FAMILIAS DE LA REGIÓN

En los últimos 12 meses los bancos de alimentos se han convertido en centros de distribución indispensables para miles de familias afectadas por la pandemia de Covid-19 y que requieren de surtir su alacena para nutrir a sus integrantes. 

De acuerdo con el personal de El Pasoans Fighting Hunger Food Bank, organización encaminada a combatir la crisis del hambre en la región, la necesidad es tan grande que ahora no hay niveles sociales en la distribución, todos necesitan la ayuda. “Aquí le damos la bienvenida a toda la comunidad necesitada sin importar clase social”, dijo Juan Carlos Ortiz, chofer de uno de los camiones que transportan los alimentos a diversas poblaciones del Valle Bajo. 

Como ejemplo comentó que cada semana se entregan más de 600 despensas a habitantes del poblado de Fabens, Texas y sus alrededores, quienes acuden semanalmente desde que se activó la emergencia sanitaria en marzo del 2020. 

Melissa Rodríguez, fue una de los cientos de madres de familia beneficiadas con la entrega del paquete de comestibles que acudió ayer sábado al centro de distribución, ubicado en el 1331 Fabens Rd. 

“Me gusta mucho que estén aquí porque ahorita como está la situación un galoncito de leche, fruta, sopa o tres alimentos son muy útiles en nuestras casas”, dijo tras recibir su despensa semanal. 

Ella, al igual que muchas madres necesitadas, manifestó que siempre hay carencias en los hogares y más ahora que muchos padres de familia se han quedado sin trabajo a causa de la enfermedad del coronavirus, la cual amenaza la vida de las personas constantemente, expresó la residente de Fabens. 

Así como Melissa, y desde temprana hora cientos de personas acudieron en su automóvil al sitio convocado por la organización El Pasoans Fighting Hunger a recoger su despensa, que en esta ocasión estuvo compuesta por un par de galones de leche, lentejas, latas de frijoles, verduras, barras de cereal y carne. 

“Con esta dotación de alimentos, suficiente para tener varias comidas, damos respuesta a una de las necesidades primordiales de las familias de escasos recursos, señaló Ortiz, mientras repartía un par de cajas de carne. 

Debidamente organizados y cuidando las pautas de seguridad que exigen las autoridades de Salud, cerca de 20 voluntarios daban entrada a los solicitantes al estacionamiento habilitado para la entrega de alimentos y luego otro grupo de compañeros depositaban los alimentos en las cajuelas o plataformas de los vehículos. 

“Nuestra labor es ayudar a la gente que lo necesita distribuyendo estas despensas, dijo Ortiz. De acuerdo a la agrupación sin fines de lucro, en 2020, del 17 de marzo al 31 de diciembre, el banco de alimentos EPFH superó drásticamente la distribución de alimentos en comparación al año 2019 al alcanzar un récord de 139 millones 700 mil libras de alimentos distribuidos en la frontera. 

El Pasoans Fighting Hunger Food Bank, el único banco de alimentos de El Paso, indicó que la distribución promedio fue de 15 millones de libras de mayo a diciembre de 2020. Y es que todos los sitios primarios distribuyen alimentos a entre 9 mil y 10 mil familias por día. 

A casi 12 meses de decretarse la pandemia, el personal de la agrupación afirmó que la necesidad sigue siendo grande a medida que la pandemia avanza y afecta a tantas familias. “Niños que ya no desayunan ni almuerzan en la escuela y personas mayores que ahora se encuentran encerradas. Ha afectado a todos de una manera tan terrible”. 

Haciendo eco a su lema la organización envió un mensaje a la población: Mientras las personas sigan llegando, El Pasoans Fighting Hunger estará aquí para ayudar… porque nadie debería pasar hambre”, al tiempo que recuerda a la comunidad que si tiene dificultades para poner comida en su mesa y necesita ayuda, acuda al banco de alimentos.

Pero así como brinda soporte a los necesitados también pidió a la comunidad enlistarse como voluntarios para poder atender la demanda ingresando a la página oficial de la agrupación: envíe su solicitud de voluntario o bien acudiendo a la oficina central, ubicada en el 9541 Plaza Circle en las cercanías del puente internacional Fabens-Zaragoza. 

“Entre más gente tengamos en el equipo más despensas podremos repartir”, dijo Ortiz.

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp