Y así serán perseguidos... Indemnizan a policía católico con $75 mil tras suspenderlo por rezar frente a abortorio

La ciudad de Louisville, en Kentucky (Estados Unidos), le está pagando a un oficial de policía local un acuerdo de 75.000 dólares tras haber sido suspendido por rezar afuera de una clínica de abortos, según informó la firma de abogados que lo representa.

El oficial Matthew Schrenger estaba fuera de servicio cuando se detuvo a orar con su padre en la acera pública frente al Centro Quirúrgico de Mujeres EMW hace casi un año, el 20 de febrero, según la firma Sociedad Tomás Moro

Schrenger llegó temprano en la mañana, antes de que abriera el proveedor de servicios de aborto, como participantes de la campaña 40 Días por la Vida, que tiene por objetivo el fin aborto a través de la oración y el ayuno.

Matt Heffron, asesor principal la Sociedad Tomás Moro, dijo previamente que Schrenger, un policía veterano, estaba rezando el Rosario, según WDRB News, afiliada local de Fox. 

Por sus acciones, Schrenger fue suspendido por más de cuatro meses con goce de sueldo, despojado de sus facultades policiales y puesto bajo investigación, se lee en un comunicado de prensa del 27 de enero de la Sociedad Tomás Moro.

Según una carta obtenida en junio pasado por WDRB News, el Departamento de Policía Metropolitana de Louisville expresó su preocupación de que Schrenger usara su uniforme completo mientras participaba en una “actividad de protesta”, pero reconoció que intentó cubrirlo con su abrigo.

El video de vigilancia obtenido por WDRB mostró a Schrenger rezando y caminando fuera de la clínica durante aproximadamente 45 minutos y en un punto llevaba un cartel de “orar para terminar con el aborto”, informó el medio.

El acuerdo se produce tres meses después de que Schrenger demandara al alcalde de la ciudad, al jefe de policía y al departamento de policía en una demanda federal presentada por su representación legal.

El abogado de Schrenger, Heffron, calificó las acciones de la ciudad contra el veterano policía como “una violación significativa e inexcusable de los derechos constitucionales de un oficial leal”. 

“La disciplina injusta reveló innegablemente una discriminación basada en el contenido contra los puntos de vista provida personales del oficial Schrenger y violó sus derechos de la Primera Enmienda”, dijo Heffron. 

“Él no se involucró en ninguna protesta política mientras estaba de servicio, oró en silencio. Sin embargo, el oficial Schrenger fue castigado por este comportamiento privado y pacífico”, agregó.

Asimismo, cusó al departamento de policía de un doble rasero.

“El tratamiento del oficial Schreger fue particularmente irritante considerando que otros oficiales de policía de Louisville habían marchado anteriormente, mientras estaban de servicio y uniformados, en protestas políticas que aparentemente fueron aprobadas por el departamento de policía”, dijo. 

“Fue tratado de manera muy diferente a otros oficiales que sin lugar a dudas se habían involucrado en verdaderas protestas políticas y activismo mientras participaban en manifestaciones LGBT y Black Lives Matter”, comentó.

Según la Sociedad Tomás Moro, los registros abiertos mostraron que esos otros oficiales no enfrentaron suspensión ni ningún tipo de disciplina en absoluto.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.