12/05/2021

PERO QUÉ PASO… CON AR-15 MATARON A POLICÍA DE NUEVO MÉXICO

El pasado 4 de febrero Omar Félix Cueva disparó con un rifle automático AR-15 contra el oficial Darian Jarrott, de la Policía Estatal de Nuevo México (NMSP), quien murió en el lugar después de llevar a cabo una detención por un motivo vial, dio a conocer el Departamento de Policía de Las Cruces (LCPD).

La corporación policiaca dio a conocer nuevos detalles del caso que motivó una persecución de casi 40 millas, y que se originó a la altura de Akela, Nuevo México, y terminó muy cerca de la intersección de Motel Avenue y Mesilla Avenue de la ciudad de Las Cruces.

Lo que empezó como una detención por motivo vial se convirtió en un tiroteo donde el agente estatal Jarrott fue herido de muerte por Félix Cueva, quien después de una intensa persecución fue abatido por agentes policiacos.

“El 4 de febrero de 2021, el oficial de Policía del Estado de Nuevo México, Darian Jarrott, inició una parada de tráfico a una camioneta Chevrolet blanca en la Interestatal 10 en dirección Este, cerca de la milla 102 al Este de Deming, N.M.”, reveló el comunicado de prensa.

Durante la parada de tráfico, el oficial Jarrott le pidió al conductor, identificado como Omar Félix Cueva, de 39 años, de Deming, que saliera del vehículo. Cueva salió del lado del conductor sosteniendo un rifle tipo AR-15 y disparó al menos un tiro al oficial Jarrott mientras caminaba hacia la parte trasera del vehículo”, relata el boletín de LCPD. 

Trascendió que el oficial Jarrott se agachó y cayó al piso sobre su espalda, mientras Cueva corría hacia la parte trasera de la camioneta donde se encontraba el oficial Jarrott.

“Cueva disparó varias rondas más contra el oficial Jarrott, quien fue alcanzado por varios disparos y murió. Mientras Cueva corría hacia la parte delantera de la camioneta del lado del pasajero, le disparó al oficial Jarrott a quemarropa en la parte posterior de la cabeza”, afirmó el comunicado de LCPD.

Un agente de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) llegó a la escena y notificó al despacho de la Policía Estatal de Nuevo México que un oficial había caído. Fue entonces que se envió una transmisión a las agencias de aplicación de la ley estatales y locales.

Luego los oficiales Lionel Palomares y Sonny Montes, de la Policía Estatal de Nuevo México, localizaron a Cueva viajando hacia el Este por la Interestatal 10 cerca del marcador de milla 116. 

Al percatarse de la presencia de los oficiales, Cueva se detuvo y disparó contra ellos, y Palomares y Montes respondieron al fuego, pero Cueva continuó evadiendo a los oficiales, viajando hacia el Este por la I-10.

Mientras Cueva huía hacia el Este por la Interestatal 10, agentes del Departamento de Policía de Las Cruces (LCPD), la Oficina del Sheriff del Condado de Doña Ana (DASO), y la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos (USBP) ayudaron a la Policía del Estado de Nuevo México (NMSP) en la persecución. 

Cerca de la salida de Picacho en la I-10, (cerca del marcador de milla 135), los oficiales de NMSP utilizaron con éxito dispositivos de ponchado de llantas contra la camioneta del sospechoso, pero Cueva siguió huyendo hacia el Este, a pesar de que varios agentes de la ley dispararon contra Cueva mientras huía.

El agente Jerod Huston, de la Oficina del Sheriff del Condado de Doña Ana (DASO) disparó con su arma larga de cargo contra el vehículo de Cueva cerca del marcador de la milla 136 y posteriormente cerca de la milla 138.

 Cerca del marcador de la milla 139, el agente de la USBP Oscar Delgado disparó una ronda contra Cueva cuando pasaba. 

Fue entonces que el oficial de LCPD Adrián De la Garza utilizó una maniobra de Técnica de Intervención de Persecución (PIT) cerca del marcador de la milla 140.

Antes de que la camioneta se detuviera, Cueva salió de la camioneta armado con un arma de fuego y disparó múltiples rondas hacia los oficiales.

El oficial Adrián De la Garza, de LCPD, y los agentes Diego Herrera y Obed Marte, del DASO, respondieron al fuego contra Cueva, quien fue alcanzado varias veces por los disparos. 

El oficial De la Garza fue herido por los disparos hechos por Cueva y fue trasladado vía aérea a un centro hospitalario de El Paso, Texas donde fue tratado y dado de alta por lesiones que no pusieron en peligro su vida.

En el lugar los oficiales prestaron ayuda a Cueva hasta que el personal médico de emergencia llegó al sitio. Cueva sufrió heridas mortales y fue declarado muerto en la escena por la Oficina del Médico Forense Investigador.

Hasta el momento la investigación sigue abierta y está activa, y es dirigida por la Oficina de Investigaciones de la Policía del Estado de Nuevo México. 

“Agradecemos el apoyo del público durante este momento difícil”, dijo Robert Thornton, jefe de la Policía del Estado de Nuevo México. 

“Honraremos el sacrificio del oficial Jarrott al continuar sirviendo y protegiendo a los ciudadanos de Nuevo México”.

El oficial Darian Jarrott comenzó su carrera como inspector de transporte en NMDPS. Fue certificado como oficial de la ley en diciembre de 2014 y trabajó con la antigua División de Transporte Motorizado de NMDPS. 

En julio de 2015, juró como oficial de la Policía del Estado de Nuevo México, donde sirvió con valentía hasta el día del tiroteo. El oficial Jarrott deja atrás a 3 niños pequeños y esperaba su cuarto hijo este año.

El oficial Darian Jarrott fue enterrado el viernes 12 de febrero en el cementerio de Shakespeare en Lordsburg durante un entierro privado. 

Suscríbete a

mail
Telegram
WhatsApp