• 24/10/2021 10:25 AM

ESPECTÁCULOS, NOTICIAS Y MÁS

LA PANDEMIA DE COVID-19 Y LA FUERTE SEQUÍA HACEN PELIGRAR LA COSECHA DE TÉ EN LA INDIA

May 17, 2021

Las cosechas de té indio podrían peligrar debido al efecto combinado de la pandemia de covid-19 y de las sequias que arrasan las regiones productoras del gigante asiático, reporta Financial Times.

En un total de 90 plantaciones de té del estado de Assam, principal productor del té indio ubicado al noreste del país, han se reportado alrededor de 500 positivos por coronavirus, según datos oficiales, si bien la tasa de contagios podría ser mayor. La situación se ve agravada por las condiciones de vida de los trabajadores en los asentamientos adyacentes a las tierras agrícolas.

«Los obreros trabajan y se desplazan en grandes grupos, por lo que el potencial de un rápido aumento de las infecciones entre ellos es muy alarmante«, aseveró Diraji Gowara, de la Asociación de Estudiantes de las Tribus del Té de Assam.

Paralelamente, se ha reportado un brote en el estado de Bengala Occidental, de donde es originario el apreciado té negro Darjeeling. Se informa que en ambos estados acaban de celebrarse elecciones locales, lo que podría estar detrás del aumento de los casos.

Entretanto, las autoridades intentan impedir la propagación del virus por el resto de 800 plantaciones en Assam. Para ello instalaron campos de vacunación para inocular a los trabajadores, si bien estos centros experimentan dificultades para administrar las inyecciones en medio de la crisis sanitaria a nivel nacional.

Tormenta perfecta

Por otra parte, los cultivos son esquilmados por patrones meteorológicos inestables asociados con el cambio climático, como las fuertes sequías que afectan al estado de Assam y a otros territorios al noreste de la India. «Sólo hay que poner las manos en la tierra y recoger el polvo. A estas alturas suele estar lleno de bultos y barro», se lamenta Nazlana Ahmed, que dirige una plantación cerca de la ciudad de Dibrugarh (Assam).

La combinación de estos azotes ha hecho que los precios del té indio se disparen, lo que beneficia a China, Kenia y Sri Lanka, entre otros grandes proveedores del producto, que han incrementado su exportación a nivel global.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *