03/08/2021

ESCUCHA… PIDEN AYUDA AGRICULTORES AL GOBIERNO TRAS SEQUÍA EXTREMA

Agricultores y ganaderos de los estados afectados por una prolongada sequía, piden al gobierno federal no ser ajeno al hambre que hay en el campo y dar una “solución humana” a la falta de agua en diferentes regiones de México.

Según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hasta abril de este año, excepto Campeche, todas las entidades presentan municipios secos con algún grado de sequía. En 15 estados hay sequía extrema. Incluso, Chihuahua, Sonora y Tamaulipas registran hasta nueve municipios con sequía excepcional. En 84 por ciento de los estados hay municipios con sequía moderada y 78 por ciento presentan algunos municipios con sequía severa.

Los estados más afectados por la falta de lluvias son Coahuila, Durango, Guanajuato, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas. José Enrique Rodarte se dedica a la agricultura desde hace 50 años y refiere que el problema de la falta agua no había sido tan intenso como en 2020, cuando la falta de lluvias hizo que bajara el rendimiento de los cultivos de riego en el centro de Sinaloa.

Las presas captaron muy poca agua. Calculamos que se gastó del 20 al 30 por ciento más de agua por regar terrenos completamente secos, lo que causó que se alentaran los riegos del ciclo agrícola”, expresó.

“Al estar las presas con una capacidad de apenas 9 por ciento, se provocó que el cultivo de riego de los campesinos estuviera en un problema “mucho muy serio”, pues no alcanza para mantener los cultivos de este año.

“Hay producciones que todavía les faltan de 30 a 45 días de riego más, lo que significa que no se podrían sustentar. Lo más probable es que, si se producían seis millones de toneladas, ahora sólo sean cinco en toda la entidad, el problema es mucho muy preocupante y serio”, dijo el representante de agricultores en Culiacán.

Ante este problema, piden al gobierno federal no ser ajeno y que reincorpore los programas que se llevaron a cabo durante la administración de Enrique Peña Nieto, como el seguro agrícola catastrófico que ejecutaba la Sagarpa.

“Necesitamos que nos reincorporen el seguro agrícola a este tipo de siniestros; la implementación de tecnologías de riego que eficienticen el uso de agua, modernizar los módulos de riego. Sabemos que no pueden controlar el clima, pero sí cómo combatir la falta de agua”.

“Es muy importante que el gobierno no sea ajeno y que busque cómo acercarse a los productores y darles una solución. Que le ponga el grano de arena que le corresponde para encontrar la solución”, agregó.

En el sur de Sinaloa la producción no mejoró, pues para el productor de maíz y sorgo, Martín Ignacio Zuña, el problema está aún más presente, pues no hay producción para este año.

“Aquí en San Ignacio tuvimos pérdida total, no hay entradas para seguir subsistiendo, no tenemos para autoconsumo, no hay para semillas, menos para vender. La falta de agua se hizo presente desde hace cuatro años, pero el 2020 fue el más fuerte”, dijo.

En 2018, Martín producía mil 200 kilos de granos básicos por cada una de sus 18 hectáreas. Además, alimentaba 20 vacas lecheras. Hoy, por falta de agua en la entidad y de un apoyo económico gubernamental, no pudo producir.

“Pérdida total, no tuvimos nada; siempre dejamos de las mejores mazorcas, las más grandes y bonitas, dejamos semilla para sembrar; hoy no producimos. Teníamos al ganado más gordo, pero sin pasto para alimentarlos, no hay manera”, precisó.

“No andamos de lástima y tenemos el derecho de que el gobierno no nos deje a la buena de Dios, porque ocupamos el empujoncito. Que reflexione que gracias a lo que producimos los campesinos, pueden comer en sus casas, no les hace falta la leche, carne, la tortilla o el frijol. Gracias al amor que le damos a nuestro trabajo, llevamos la comida a los platos”, dijo.

Llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador a “ver con atención a quién dan los apoyos para no repartirlos a gente que no produce nada”; el apoyo debe de ser equitativo, señaló.

“Ojalá la gente que está cerca del Presidente de la república lo asesoré y le diga que hay hambre en el campo. Está en sus manos apoyarnos”, suplicó.

En Aguascalientes, el productor y ganadero, Marco Puga, también vio pérdidas del 50 por ciento de rentabilidad, respecto a años pasados, pues la falta de agua puso en situación de vulnerabilidad su producción de este año.

“Dependemos del agua que se tenga para regar; si solo tengo para 5 de mis 10 hectáreas, estamos hablando de que perdí el 50 por ciento de mi producción”.

“En el caso de la ganadería, mis vacas me las pagaban a 28 pesos el kilo cuando estaban bien comidas; ahorita todas flacas, apenas a 20 pesos, una baja de casi 30 por ciento en el precio de compra”, explicó.

Por ello, pide abaratar los costos de las semillas y forraje para la producción, además de dar apoyos económicos que ayuden a pasar con menos dificultades posibles esta sequía.

Suscríbete a

mail