• Lun. Dic 6th, 2021

ESCUCHA… OBISPO DE SUDÁN PIDE A COMUNIDAD INTERNACIONAL EXIGIR AL EJÉRCITO QUE RESPETE VIDAS

Oct 27, 2021

El Obispo de El Obeid (Sudán), Mons. Yunan Tombe Trille Kuku Andali, aseguró que es necesario que la comunidad internacional presione a los militares sudaneses para que muestren respeto y valor por la vida humana.

El Prelado, que también es presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Sudán (SCBC) hizo este llamado en declaraciones a ACI África –agencia del Grupo ACI– el martes 26 de octubre, un día después de que el ejército dio un golpe de Estado, un retroceso que devuelve a Sudán “al gobierno de la junta militar”.

“Escuchamos sobre la muerte de personas que expresan sus sentimientos hacia el golpe de Estado contra gobiernos civiles”, lamentó Mons. Tombe Trille en referencia a la muerte de manifestantes que exigían el regreso del gobierno civil en la nación del noreste de África.

El obispo católico sudanés agregó: “La comunidad internacional debe presionar a la junta para que valore la vida de sus ciudadanos”.

El 25 de octubre, el general Abdel Fattah al-Burhan, que estaba al frente del Consejo Soberano de Sudán, la entidad que comparte el poder del país, anunció la disolución del Consejo y del gobierno civil, la detención de líderes políticos y declaró el estado de emergencia.

Entre los presuntamente detenidos se encuentran el primer ministro Abdalla Hamdok, una serie de líderes de partidos progubernamentales y miembros del gabinete de Sudán.

“Los manifestantes desafiantes permanecen en las calles de Sudán después de que las fuerzas armadas del país lanzaron un golpe militar”, informó la BBC el martes 26 de octubre, y agregó que los manifestantes que ondean banderas y gritan “han bloqueado las carreteras en la capital, Jartum, y en todo el país”.

El informe de la BBC indica además que los soldados abrieron fuego contra la multitud y, según los informes, mataron a diez personas.

Durante la entrevista, el Obispo Tombe Trille instó a la comunidad internacional a “ayudar a la junta militar a respetar y acatar las normas, liberar a los ministros civiles detenidos y dialogar con ellos para devolver el poder al gobierno civil”.

“El mensaje de las Escrituras sigue siendo la fuerza del pueblo de Dios a la luz de cualquier situación. La Iglesia en Sudán (nunca) ha permanecido en silencio bajo la Cruz de Cristo a pesar de algunos cambios que tuvieron lugar en Sudán; la actitud de los gobernantes hacia la Iglesia nunca cambió”, dijo el Obispo de El Obeid.

El golpe militar del 25 de octubre ha recibido la condena de la comunidad internacional, incluidos gobiernos y grupos de derechos humanos que exigen la liberación inmediata de los líderes políticos civiles sudaneses detenidos.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), Moussa Faki Mahamat, dijo que había “aprendido con profunda consternación la grave evolución de la situación actual en Sudán”.

“El presidente pide la reanudación inmediata de las relaciones entre civiles y militares en el marco de la Declaración Política y el decreto constitucional”, agregó en su comunicado publicado en Twitter el 25 de octubre.

“El diálogo y el consenso es el único camino relevante para salvar al país y su transición democrática”, señaló el presidente de la Comisión de la UA, y “pide además la liberación de todos los líderes arrestados y el necesario respeto estricto de los derechos humanos”.

Desde que el ejército sudanés derrocó al presidente Omar al-Bashir el 11 de abril de 2019, después de un gobierno de 30 años, tras las protestas populares en su contra, los líderes militares y sus homólogos civiles han estado enfrentados.

En un acuerdo de poder compartido nacido en julio de 2019 entre militares y civiles de Sudán, las autoridades de transición posteriores a al-Bashir tuvieron la tarea de abordar un legado de abuso y represión junto con una desafiante crisis económica.

“La toma de posesión corre el riesgo de precipitar una reversión de los pequeños pero importantes avances logrados en el transcurso de los últimos dos años bajo el gobierno de transición ahora disuelto”, informó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de las Naciones Unidas, citado por Human Rights Watch.

“Condeno el golpe militar en curso en Sudán. El primer ministro Hamdok y todos los demás funcionarios deben ser puestos en libertad de inmediato. Debe haber pleno respeto por la carta constitucional para proteger la transición política ganada con tanto esfuerzo”, tuiteó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, el 25 de octubre.

“La ONU continuará apoyando al pueblo de Sudán”, añadió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *