13/06/2021

AYUDAR AL PRÓJIMO… ACOGER Y DAR, VERBOS DE UNA CAMPAÑA HUMANITARIA PARA MIGRANTES QUE CRUZAN LA FRONTERA

Fundación Madre Josefa, perteneciente a la Congregación del Buen Pastor en Chile, informó el monto recaudado en la campaña “ACOGER+=DAR+”, de ayuda humanitaria para los hermanos migrantes que ingresan por la frontera norte del país.

Esta iniciativa es distribuida entre los hermanos migrantes que cruzan en forma irregular y bajo condiciones extremas la frontera norte del país, en especial el paso de Colchane, límite con Bolivia.

Instituciones que se dedican a la atención integral de los migrantes explican que niños, jóvenes, adultos y familias completas ingresan a Chile a causa de la violencia, la pobreza, el abuso de poder que sufren en sus países de origen.

Al emigrar, transitan por caminos peligrosos y clandestinos, con el temor de ser detenidos y de convertirse en víctimas de la trata de personas.

Además pasan hambre, frío y se enfrentan a la incertidumbre en un contexto adverso acentuado por la pandemia del coronavirus.

Durante marzo se realizó la campaña de recolección de agua; alimentos no perecibles en cajas o latas; artículos de higiene personal y de sanitización; y otros como bloqueador solar, mantas térmicas y colchonetas.

Del total donado entre especies y dinero, la Fundación Madre Josefa recaudó más de 6 millones de pesos chilenos, unos 8.500 dólares.

La campaña de acopio fue realizada en las sedes de Fundación Madre Josefa presente en las ciudades de Iquique, La Serena, Santiago, Talca y Temuco.

La camioneta que transportó los bienes salió el 23 de marzo desde la capital en dirección norte. Realizó una parada en la ciudad de La Serena y luego continuó hacia la ciudad de Iquique.

Fundación Madre Josefa se dedica a la acogida y acompañamiento de los migrantes en situación de vulnerabilidad, pobreza, violencia de género y trata, para su integración plena en el país.

En el marco de esa misión, Madre Josefa decidió apoyar el tránsito de esta tercera ola de migrantes, que a diferencia de las dos primeras que llegaron al país en 2018 y 2019, tienen poca preparación y recursos.

Hasta el 2019, la población migrante en Chile correspondía a un 7,8% del total de la población, siendo los venezolanos el grupo mayoritario, seguido por los peruanos, haitianos, colombianos y bolivianos.

En un comunicado de prensa la Hna. María Cristina Opazo, Presidenta del Directorio de la Fundación Madre Josefa expresó que ha sido testigo de “la realidad de nuestros hermanos migrantes, especialmente los venezolanos. He comprobado su sufrimiento, sus necesidades, su búsqueda en este caminar por una vida mejor” es una “realidad desgarradora que nos desafía”.

En tanto, el director de la Misión de Iquique Fundación Madre Josefa, Manuel Cortés, manifestó que contar con los aportes para la campaña “nos permite llegar con agua, alimentos y cubrir necesidades reales básicas”.

En ese sentido, alentó a las personas a seguir colaborando porque “el ingreso irregular por una migración forzada va a continuar y todo el apoyo que podamos tener es muy necesario”.

Suscríbete a

mail